Sobre mí

Ayudo a personas deseosas de publicar a que brillen con sus obras sin perder su esencia, mediante la oferta de servicios editoriales profesionales y de alta calidad.

Si has llegado hasta aquí, de seguro es porque quieres conocerme un poco más antes de tomar la decisión de trabajar conmigo, ¿verdad? 

Te entiendo.

Contratar un corrector es una decisión crucial para cualquier persona que valora su propio esfuerzo de escritura, tiene un gran respeto por sus lectores y desea ver publicada una obra de calidad.

Si compartimos esta filosofía de trabajo, no tengo duda de que nos entenderemos muy bien. 😊

Mi experiencia
2010
Con solo 16 años, empecé a trabajar como correctora.
2013
Me gradué con honores como comunicadora social y periodista (Universidad del Valle, Colombia).
2016
Me certifiqué como correctora profesional (Cálamo y Cran, España) y me asocié a Correcta.
2018
Me gradué como magíster en Enseñanza del Español como Lengua Extranjera (Universitat de Lleida, España).
2019
Me certifiqué como correctora de estilo (Cálamo y Cran, España) y creé el grupo de Facebook «Vacantes y oportunidades en la industria editorial colombiana».
2020
Me certifiqué como gestora de proyectos editoriales (Cálamo y Cran, España) y me formé en la corrección de textos literarios (Instituto Caro y Cuervo, Colombia).
0
Años de experiencia
0
+Documentos
0
+Obras
0
+Clientes

Mi historia

Creo que, desde que nací, estaba predestinada a trabajar con las letras. Aprendí a leer y escribir a los 3 años. En el colegio, mi asignatura favorita era Español (¡no podía ser otra!). Gracias a esa fascinación, obtuve varios reconocimientos en mi época de estudiante y representé a mi institución en dos concursos de ortografía: el Concurso Nacional de Ortografía de El Tiempo, en 2007, y el V Concurso Departamental de Ortografía «Por un Valle bien escrito», en 2008.

Ese año, me inscribí en el programa de Comunicación Social y Periodismo motivada por el deseo de escribir y, también, por mi sensibilidad hacia el componente social, las artes y la cultura. A mitad de carrera, con el ánimo de ampliar mis conocimientos de español y aprender inglés y francés, cursé simultáneamente Licenciatura en Lenguas Extranjeras.

En 2010, gracias al voto de confianza de uno de mis profesores de universidad, empecé a corregir desde los 16 años Y no he parado. Los primeros años revisé trabajos de grado, tesis de maestría y otros textos académicos. Luego, al salir de la universidad, trabajé por dos años como correctora en una agencia de publicidad, donde revisé textos de todo tipo y en todo formato. 

En 2016, en aras de ofrecer un mejor servicio, decidí formarme como correctora profesional. Fue así como llegué a Cálamo y Cran, un centro de formación español que ofrece cursos para profesionales del lenguaje y de la edición. Desde ese momento, me especialicé en la corrección de textos narrativos, periodísticos (o para medios impresos) y divulgativos. También, en ese año, entré a formar parte de la Asociación Colombiana de Correctores de Estilo (Correcta).

En 2017, gané una beca para hacer una maestría en Enseñanza del Español como Lengua Extranjera en España. Si bien la formación no estaba enfocada en el sector editorial, sí me llevó a profundizar en mi lengua. Esta experiencia, sin duda, ha redundado en la mejora de mi trabajo como correctora.

Al regresar a Colombia, estuve dando clases privadas de español como lengua extranjera, fui asistente editorial en una universidad muy prestigiosa de Cali y en un instituto de investigaciones situado en Santa Marta, y seguí trabajando como correctora de textos independiente. En 2019, gané una beca de la Fundación Carolina para hacer un curso de verano en la Universidad Complutense de Madrid, y desde 2020 formo parte de la junta directiva de Correcta en calidad de vocal de comunicaciones.

En 2021, con todas estas experiencias, decidí que era hora de lanzarme y apostarle todo a mi marca personal. Fue así como nació neslymbello • Servicios editoriales, mi emprendimiento.

 

Te invito a leer la entrevista que me hizo Letralia en 2017 por motivo del Día del Corrector

Ir arriba